Los Steelers caen en el Sunday Night Football en Miami

Los Steelers sufrieron una dolorosa derrota en el Sunday Night Football de la semana 7 jugado en Miami. El equipo tuvo un juego defensivamente bueno, en el que solamente permitieron 16 puntos en calidad de visitantes, la ofensiva, como en semanas anteriores, ha tenido dificultad para sumar puntos, sumado a la falta de experiencia de Kenny Pickett nos arrojó un resultado adverso. Vamos con el análisis más a fondo.

Cómo lo ha comentado en semanas anteriores, Coach Tomlin dijo ante los medios que "no hemos hecho las jugadas grandes necesarias para ganar los partidos"; sobre Kenny Pickett nuestro head coach expresó "creo que fue altamente competitivo, hizo algunas jugadas, desafortunadamente nosotros y él no hicimos lo suficiente para ganar".

Si vemos los número de Pickett, no son malos, la eficiencia en pases cortos de 10 o menos yardas es alta, completó 27/30 envíos de este tipo de pases, lo complicado viene cuando busca las trayectorias largas, parece que todavía no encuentra el timing y la sincronía con los receptores y eso no se obtiene más que con repeticiones.

Las estadísticas totales de Pickett fueron 32/44 pases completados para 257 yardas, un touchdown y tres intercepciones. Dos de esas tres intercepciones llegaron en los últimos dos drives del partido, con el juego en la línea y todos los ojos sobre el quarterback novato en su primer partido en horario estelar y de visitante, sin duda las decisiones de Kenny Pickett en esas dos series no fueron las mejores, la presión, el ritmo y la claridad mental para manejar esas situaciones críticas de juego te las da la experiencia, hay que ser pacientes.

La poca eficiencia del juego terrestre también es preocupante, y no estoy diciendo que Najee Harris tenga la culpa de esto, creo que el "Tao Tao" hace lo mejor que puede con las situaciones que se le presentan, pero la carrera dentro de los planteamientos ofensivos de los juegos ha perdido impacto y eso se ha reflejado en las dificultad de sumar puntos y jugar más variado del lado ofensivo del ovoide.

Los múltiples castigos en la zona roja también complicaron de más una situación por naturaleza bastante adversa.

Como comenté al principio del texto, la defensiva jugó un buen partido, el perímetro dejó caer cuatro oportunidades de intercepciones claras que hubieran cambiado el rumbo del partido, pero hicieron su trabajo durante la segunda mitad del partido, de hecho e juego se fue 16 -10 al descanso y así se mantuvo, nadie sumó puntos en los últimos dos cuartos del encuentro.

La siguiente semana los Steelers se enfrentarán en el clásico de Pensilvania a los Eagles, único equipo invicto de la temporada 2022 de la NFL. Sobra decir que será un partido muy duro pero en el que nuestro equipo dejará el corazón como cada domingo. ¡No hay que dejarlos de apoyar!

Gracias a todos los fans mexicanos que nos fueron a ver a Miami, su presencia se hizo notar en el SNF.

Sigamos la conversación en redes sociales, en unos días más platicamos del siguiente partido.

Here we go!

Take a look at Karl's best photos from the Week 7 matchup against the Miami Dolphins. The Dolphins beat the Steelers 16-10

Advertising