Análisis del triunfo de los Steelers 28-24 contra Ravens

No fue fácil, pero rara vez lo es en contra de Baltimore. Los Steelers mantuvieron su paso invicto por la Temporada NFL 2020 de forma dramática y hasta el segundo final. Y lo hicieron gracias a una espectacular segunda mitad y con una gran actuación defensiva.

Además mantienen el control de la AFC North y de la lucha por tener el mejor récord en la Conferencia Americana. Este es nuestro análisis del partido.

Impresiones del partido:

La defensiva mantuvo vivo a los Steelers en este juego

De no haber sido por la defensiva, Pittsburgh hubiera recibido la primera derrota de la temporada. Durante la primera mitad no sólo aportó 7 puntos, sino que evitó al menos otros 3 de los Ravens.

En el tercer cuarto fueron clave para "despertar" a una ofensiva que simplemente no funcionaba, ya que después de la intercepción de Alex Highsmith (la cual puso al ataque en posición de puntos), el equipo despertó. Y si a eso le sumamos que se generaron 4 entregas de balón, cuatro capturas sobre Lamar Jackson y sólo un 60% de efectividad de los Ravens en zona roja, la unidad de Keith Butler hizo un trabajo espectacular en contra de uno de los mejores ataques de la liga y como visitante.

Gran segunda mitad de Big Ben

Big Ben no tuvo la mejor primera mitad de este partido. La ofensiva pudo convertir ninguna tercera oportunidad dentro de los primeros 30 minutos, sin embargo despertó después de la segunda intercepción de Lamar Jackson. Big Ben no fue espectacular, pero si efectivo y lanzó dos pases de anotación, uno a Eric Ebron y otro a Chase Claypool. Lo importante es que este equipo tuvo tres series de anotación en la segunda mitad que terminaron por darle la ventaja definitiva. El QB de los Steelers aprovechó las pocas oportunidades que tuvieron de pisar la zona roja de los Ravens.

Se logró contener a Lamar Jackson en los momentos importantes

Si, la defensiva de los Steelers hizo pasar un muy mal juego a Lamar Jackson. Sólo completó el 464% de sus pases, recibió 4 sacks y tuvo cuatro entregas de balón. Además lo frenaron por tierra (fue el corredor de Baltimore con peor promedio de yardas por acarreo) y limitaron las jugadas grandes, sobre todo al final del encuentro.

¿Qué se puede mejorar?

La defensiva por tierra

Si, fue un día complicado para esta defensiva al intentar detener el juego terrestre y aunque si hicieron las jugadas clave, la mayor parte del encuentro no pudieron frenar a los Ravens. Baltimore tuvo 265 yardas por tierra y un promedio de 5.6 yardas por jugada.

El momento clave del partido

El frenar a Lamar Jackson en 4 oportunidad con menos de dos minutos por jugar

Con dos minutos por jugar, los Ravens tenían cuarta oportunidad y 3 desde la yarda 8 de los Steelers y abajo por cuatro puntos. Los Ravens decidieron hacer un acarreo directo con Lamar Jackson y parecía que iba a funcionar para conseguir el primero y diez, sin embargo Isaiah Buggs y Minkah Fitzpatrick lograron frenarlo una yarda antes de lograrlo. A pesar de que los Ravens lograron obtener el balón de regreso, no tuvieron suficiente tiempo para intentar la remontada.

El MVP del juego

Robert Spillane - LB

Spillane está aprovechando al máximo su oportunidad de jugar en esta defensiva y sin él los Steelers no hubieran ganando el día de hoy. Comenzó en plan grande con un pick six en la primera jugada defensiva del equipo, fue líder de la defensa con 11 tackleadas y también recuperó un balón suelto.

Conclusiones 

De nuevo, este fue un juego lejos de ser perfecto para los Steelers, sin embargo una vez más encontraron la forma de mantener el invicto y, lo más importante, tener un claro control no sólo en la división sino en la lucha por tener todos los juegos de Playoffs en casa.

Si algo hay que arreglar son esos lapsos del equipo por momentos en donde lucen completamente dominados (casi toda la primera mitad de este encuentro y la segunda mitad del duelo contra Titans). Los Steelers son el único invicto en la NFL y empataron el mejor inicio en la historia de la franquicia. 

Game action photos from the Steelers' Week 8 game against the Baltimore Ravens at M&T Bank Stadium

Related Content

Advertising