Viejos conocidos

Steelers recibe a Browns, un rival divisional en un duelo de pronóstico reservado

Guillermo Herrera Márquez

Enfrentar a un rival divisional siempre implica peligro, por ello los Pittsburgh Steelers se toman su compromiso del domingo ante los Cleveland Browns con suma seriedad, en lo que será una batalla entre dos de los equipos más legendarios de la NFL.

Ambos equipos forman parte de la División Norte de la Conferencia Americana, sector que encabezan los Cincinnati Bengals, aunque con solamente una victoria más que los Steelers, por lo que este duelo a celebrarse en el Heinz Field toma una doble importancia en la lucha del liderato del sector.

Una buena noticia para los aficionados a los Steelers es que para este partido ya podrán contar con el estelar Troy Polamalu, quien no juega desde la primera jornada del calendario debido a una lesión y quien ya entrenó con el primer equipo en la semana, por lo que estará disponible para que Mike Tomlin lo considere desde el arranque.

El fantasma de las lesiones se niega a dejar el territorio de Pittsburgh, donde no solamente ha afectado a Polamalu, sino a hombres vitales a la defensiva como Aaron Smith -fuera por toda la campaña-, los apoyadores James Farrior y Andre Frazier y el ala Travis Kirschke, solo por mencionar los que en esta semana no pudieron entrenar con regularidad.

El trabajo realizado en pretemporada por el entrenador Mike Tomlin y la gerencia ha rendido buenos frutos, ya que ha a pesar de que el primer equipo no ha podido jugar completo desde la primera jornada se mantienen en la pelea por el gallardete divisional, con una destacada participación de jugadores suplentes.

El ataque aéreo de los Steelers se ha echado el equipo al hombro y lo ha llevado por buen camino, con un Ben Roethlisberger muy efectivo y que completa el 73 por ciento de sus pases, además del ataque por tierra donde Rashard Mendenhallha sido una grata revelación con 242 yardas en los últimos dos partidos.

En el papel luce como un duelo a modo para que Dick LeBeau ordene "Blitz"de manera recurrente frente a Derek Anderson, quien no ha logrado retomar la forma de 2007 cuando lanzó 29 pases a las diagonales, pero que ha sufrido mucho para retomar ritmo en las últimas dos campañas.

La clave del partido estará cuando los Steelersestén a la defensiva, ya que Browns con su corredor Jamal Lewis buscarán mantener el control del balón y fuera del terreno de juego a "Big Ben", si lo logran el partido será muy reñido, de lo contrario el cuadro local impondra sus condiciones en el Heinz Field.

A pesar de que tanto Steelers como Browns no han tenido el arranque pronosticado al arranque de la campaña se espera un duelo cerrado e interesante como lo hacen siempre estos dos rivales, que no se quieren y que siempre dejan todo en el terreno de juego.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising