Troy Polamalu entra al Salon de la Fama en la primera ronda

Pocos jugadores tienen la fortuna de ser seleccionados al Salón de la Fama de la NFL en su primera oportunidad. Troy Polamalu tuvo una carrera tan buena que fue elegido tan sólo cinco años después de su retiro de la NFL para ser inmortalizado en el recinto de Canton, Ohio.

Y las credenciales que acumuló a lo largo de 12 temporadas con los Steelers lo justifican, ya que tiene dos anillos de Super Bowl, fue Jugador Defensivo del Año en 2010 y fue parte fundamental de una de las mejores defensivas de la NFL, la cual se caracterizó por detener el juego terrestre, presionar al quarterback y hacer jugadas espectaculares.

Pocos eran más espectaculares que Troy Polamalu. Su carrera está llena de momentos brillantes, te intercepciones increíbles y de tackleadas que le dieron a los Steelers varios de los mejores recuerdos en los últimos 20 años.

"Es un talento generacional, un atleta en un millón. Tenía los instintos más sorprendentes que he visto en un jugador de football con una combinación de velocidad y fuerza nunca antes vista en la posición de safety, además de ser un gran compañero y el sueño de cualquier entrenador", fueron las palabras de Dick LeBeau, el coordinador defensivo de los Steelers por casi toda la carrera de Troy.

Minutos después de que se enteró que fue seleccionado al Pro Football Hall of Fame con mucha emoción Troy dijo, "Es increíble, estoy muy agradecido con mis compañeros de equipo, esto en realidad es un homenaje a ellos, en realidad no me siento merecedor de este honor."

Advertising