Tomlin: "Estamos destrozados" 

LATROBE, Pa. - Fue una conferencia de prensa muy diferente a cualquier otra que el entrenador Mike Tomlin haya tenido, ya que el equipo está viviendo una situación que nunca antes habían tenido que experimentar. El entrenador de receptores Darryl Drake había falleció hace unas 72 horas. El negocio del fútbol profesional, que no se detuvo en 1963 con el asesinato del presidente de los Estados Unidos, no se detiene por bodas, cumpleaños, feriados nacionales o cualquier tipo de clima, excepto los rayos, se detuvo para los Steelers.

"Todos estamos destrozados por (el fallecimiento del entrenador Drake). Realmente no puedo pensar en ninguna otra palabra apropiada", dijo Tomlin. “Hemos dedicado nuestro tiempo y atención los últimos días en apoyar a la familia Drake. A sus hijas y su familia extendida, a su esposa Sheila. Muchos de nosotros hemos tenido la oportunidad de pasar tiempo con ellos y son una gran familia. Han estado haciendo todos los arreglos, hemos tratado de ser tan solidarios como organización con lo que podemos durante estos momentos difíciles.

"Profesionalmente, la pérdida es significativa, pero personalmente es aún más grande. Aquellos de nosotros que conocimos y tuvimos una relación personal con el entrenador Drake, todos sentimos lo mismo. Nos damos cuenta de que no tenemos muchas respuestas, así que trajimos a consejeros profesionales para apoyarnos durante estos momentos. Se dice que la consejería no es para los débiles sino para los sabios, por lo que buscamos a personas con experiencia en ayudar a otros a lidiar con este tipo de circunstancias ".

Así fue como los Steelers respondieron a esta tragedia personal y profesional. No hubo práctica el domingo, que fue el día en que Drake falleció, ni el lunes siguiente. En cambio, el equipo lo sufrió, lloraron, oraron, y se dedicaron para estar unidos y hacer todo lo posible por servir de apoyo el uno para el otro y para la familia drake.

El procedimiento típico de los medios para Tomlin y los Steelers durante el campamento de entrenamiento es que está disponible para entrevistas prácticamente a diario, ya sea en el campo después de cada práctica o en una conferencia de prensa más formal una vez por semana. Los jugadores están disponibles virtualmente a diario también, para ser entrevistados en la mañana o temprano en la tarde y luego también en el campo después de cada práctica.

Eso cambió inmediatamente después de la muerte de Drake, por lo que Tomlin se puso a disposición hoy para pedir disculpas a los medios dadas las circunstancias y también para proporcionar algunas actualizaciones y respuestas a preguntas sobre muchas de las cosas que han sucedido desde el final del primer partido de pretemporada del viernes por la noche contra Tampa Bay. El formato de la sesión fue adecuado: se dividió en dos segmentos. Primero vino lo personal. Luego el negocio.

Cuando se le preguntó a Tomlin sobre su relación personal con Drake, dijo: "Probablemente comenzó en 1997. Yo era un entrenador joven de receptores en la universidad del estado de Arkansas, y él era conocido como tal vez el mejor entrenador de receptores abiertos en el juego universitario. Fui cortésmente agresivo en la construcción de una relación con él. Probablemente no tenía otra opción, como lo describió el, en términos de llegar a ser mi amigo. Fui demasiado persistente. Él me extendió las cortesías, como lo hace con muchos tipos en mi profesión, y es por eso que no sentimos como nos sentimos por él. Nuestra relación creció a partir de ahí".

Además, "Entrenar era la plataforma de Coach Drake para predica. Era más que un entrenador. El entrenamiento era su vocación, pero era como un padre, mentor, asesor, como todos somos en muchos sentidos con los muchachos con los que trabajamos. No solo ahora sino a lo largo de su carrera, que abarcó décadas. Era un hermano cristiano fuerte. Estábamos en un grupo de entrenadores juntos incluso antes de que viniera a trabajar con nosotros, y tuve la oportunidad de pasar tiempo con él de forma regular de esa manera ".

Cuando la conversación pasó a los negocios, Tomlin abrió con lo que les dijo a los jugadores en una reunión del equipo el martes por la mañana.

"Nos reunimos esta mañana y, como le dije al equipo, francamente probablemente fue la sesión más importante del año para nosotros para analizar la película del partido, porque establecimos la expectativa y el espíritu en el que estudiamos las cintas en esta trayectoria", dijo Tomlin. “Estudiamos la cinta por una razón y solo por una razón: para mejorar, para mejorar la próxima vez que entremos a un estadio. Entonces lo estudiamos con ese espíritu. No podemos ser débiles y defensivos, etc., por lo que hablamos abiertamente sobre esas cosas colectivamente antes de dividirnos en grupos más pequeños.

"Luego, pensé que había algunas cosas realmente positivas, y algunas cosas que deben mejorarse", continuó Tomlin. "Lo más importante de cuando entras en un estadio por primera vez es cómo utilizas esta experiencia de cinta para ser nuestra guía en cómo trabajamos, específicamente en cómo pasamos el resto de nuestro tiempo aquí, los ejercicios que hacemos y el enfoque de esos simulacros y la asignación de personas en esos simulacros ".

Cuando se le preguntaron algunos detalles, Tomlin elogió el desempeño de los quarterbacks; dijo que estaba satisfecho con "el ajetreo general y el final" en las tres fases; y explicó que el debut de Devin Bush le recordó al primer partido en casa de pretemporada de Ryan Shazier "en términos de producción y moverse (en el campo) y hacer jugadas".

Tomlin describió la lesión de Joe Haden como una contusión y dijo que junto con Maurkice Pouncey, Christian Scotland-Williamson (lesión de tejidos blandos) y David DeCastro (dolor en el campo de entrenamiento) deberían de ser los únicos que no participaron en la primera práctica desde el primer partido de pretemporada. También ofreció una evaluación de la versatilidad de Cameron Sutton; El debut de Justin Layne en la NFL contra el de Ulysees Gilbert y cómo se debe considerar el nivel de la competencia que enfrentó cada novato al hacer cualquier juicio.

Durante ese breve tiempo, fueron negocios y negocios como siempre. Pero sentado en esa habitación en el primer piso de Benedict Hall, escuchando al entrenador de los Steelers y mirándolo mientras hablaba, dejó en claro que nada de esto es lo más cómodo ahorita. Pero en un negocio que obliga a las personas a lidiar con la adversidad y encontrar una manera de conquistarla, Tomlin terminó con una promesa.

"Tenemos obligaciones profesionales ... así que tenemos la intención de marchar".

Advertising