Steelers esperan más del juego aéreo

En muchos momentos críticos de la temporada el juego aéreo de Pittsburgh fue clave, pero quedo la sensación que se podía esperar todavía un poco más.

Contra los Vaqueros de Dallas el 13 de Noviembre, los Steelers recibieron la pelota con 1:55 por jugar en el último cuarto perdiendo 29-24 y necesitando 75 yardas para conseguir el touchdown que los pusiera en ventaja. Ben Roethlisberger respondió conectando con 4 receptores diferentes y avanzando 60 yardas. La serie culminó con el memorable pase de Roethlisberger a Brown que congeló a la defensiva de Dallas y puso a los Steelers con ventaja de 30-29 con 42 segundos por jugar.

El 25 de Diciembre, contra Baltimore, Roethlisberger entró al campo con 1:18 por jugar y con los Steelers necesitando un gol de campo para empatar y un touchdown para ganar. En esta ocasión Roethlisberger conectó con 5 receptores distintos en 7 pases completos de manera consecutiva llegando hasta la yarda 4 de Baltimore. Con 13 segundos por jugar, Roethlisberger encontró a Brown para el touchdown que le dio el campeonato de la División Norte a Pittsburgh.

Los Steelers terminaron el año como la ofensiva número 5 de la NFL en juego aéreo.

A pesar de que quedaron como numero 5 esta temporada, por debajo de número 2 en el 2014, y número 3 en el 2015, fue un logro importante considerando todas las piezas que tuvieron que contribuir por lesiones y suspensiones. En lo particular, Pittsburgh nunca tuvo y un claro receptor número 2 que jugara consistentemente a lado de Brown, eso es algo que quizá fue la causa más importante por la cual el juego aéreo de Pittsburgh no fue tan bueno como lo pudo haber sido.

Los 29 pases de Touchdown de Roethlisberger, fueron la sexta mejor marca en la NFL, y fueron atrapados por 12 jugadores diferentes. Pero solo un jugador recibió más de 3, Antonio Brown que tuvo 12 recepciones de touchdown.

Pittsburgh también tuvo partidos de más de 100 yardas por aire por 4 receptores (Brown, Rogers, Coates, y Green) pero solo Brown lo hizo en más de una ocasión (4). 

La línea ofensiva de Pittsburgh jugó un papel estelar en el desempeño de Roethlisberger permitiendo solo 21 capturas en la temporada, la segunda menor marca en la NFL, solo por detrás de los Oakland Raiders que permitieron 18.

Así que la protección no es algo que sea una área de preocupación para el equipo, pero si quedan muchas incógnitas y áreas que tienen que mejorar en el 2017, incluyendo:

Receptor número 2:Sammie Coates promedió 20.7 yardas por recepción en la temporada, pero tuvo solo 2 atrapadas para 14 yardas después de su lesión el 9 de octubre. Por otro lado, Martavis Bryant, tiene esa misma capacidad de ser un arma profunda para el equipo pero sigue esperando que la NFL le permita volver luego de su suspensión en el 2016. Eli Rogers fue muy productivo en su primera temporada en el campo, pero Rogers es una mejor opción como un receptor en el slot y no por fuera. Y por último, Markus Wheaton tuvo solo 4 recepciones en 3 partidos en una campaña en la que se perdió casi toda la temporada por lesión, y será agente libre el 9 de Marzo.

Está en el equipo el complemento de Antonio Brown? O hay que buscar en otro lado? 

Se puede contar con Ladarius Green?Green fue todo lo que los Steelers esperaban del cuándo estuvo en el campo, pero Green no estuvo en el campo hasta el 13 de Noviembre, y luego se perdió el resto de la temporada después de sufrir una conmoción el 18 de Diciembre en Cincinnati.

Que se puede esperar de Green en el 2017?

Roethlisbeger tiene que ser el mismo en casa y de visita:Roethlisberger tuvo 20 pases de Touchdown y solo 5 intercepciones en casa, mientras que tuvo solo 9 pases de Touchdown y 8 intercepciones de visita. Eso es algo que tiene que cambiar en el 2017 si los Steelers quieren tener una mejor ofensiva.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising