Puntos Xtra: 5 puntos clave

**

Game action from Week 2 against the Cincinnati Bengals.

Shazier brilla**: El apoyador Ryan Shazier estubo limitado en prácticas durante la semana previa al juego, pero una vez que iniciaron las cosas contra los Bengalíes en el Heinz Field no tuvo limitación alguna.

Shazier encabezo a la defensa con 11 tacleadas. Sin embargo, su mayor éxito fue cuando detuvo Jeremy Hill por una pérdida de dos yardas en la primera y gol desde la yarda uno. La defensa se mantuvo firme en la serie, forzando a los Bengalíes a conformarse con un gol de campo a pesar de la gran posición de campo que tenian.

"Él está entrando en su definición propia como un apoyador y un llamador de señal defensiva, o mariscal de campo defensivo", dijo el entrenador Mike Tomlin. "Hemos sido muy sinceros con él, en función de si él se va, nosotros nos vamos. Su liderazgo y comunicación son fundamentales para que nosotros establezcamos un grupo. Ha crecido a pasos agigantados, y creo que es por eso, que nosotros hemos crecido a pasos agigantados. Sin embargo, aún tenemos más que hacer".

Cerrándolos las puertas: La defensa estuvo densa todo el día en la zona roja, y los Bengalíes se vieron obligados a conformarse con goles de campo en tres series dentro de la línea de las 20 yardas.

En el primer trimestre los Bengalíes pudieron avanzar la bola a la línea de siete yardas, pero eso sería todo, ya que tuvieron que conformarse con un gol de campo.

El fuerte juego defensivo continuó cuando los Bengalíes fueron detenidos en la línea de las 15 yardas justo antes del medio tiempo, y obligados a conformarse con un segundo gol de campo.

La potencia defensiva fue demostrada el tercer cuarto, cuando los Bengalíes estaban en primera y gol desde la yarda uno y se les detuvo en seco, forzando un tercer gol de campo.

Imponiendo su voluntad: El corredor Le'Veon Bell impuso su voluntad sobre los Bengalíes de Cincinnati este domingo bajo condiciones climáticas difíciles en Heinz Field. Williams acarreó el balón 32 veces para 94 yardas y atrapó cuatro pases para 38 yardas y un touchdown en la victoria 24-16.

"Fijándonos en las condiciones del campo y lo que fuimos capaces de hacer", dijo Williams. "Sabíamos que iba a ser un juego rudo con un alto juego terrestre debido a las condiciones de campo."

Williams dijo que fue una clave mantener la ofensiva balanceada en contra de los Bengalíes, algo que fue un papel muy importante en llenar y él lo lleno.

"No se puede ser unidimensional y ganar partidos", dijo Williams. "Nos complementamos bien. Todo se reduce a lo que sea necesario para ganar un partido de fútbol. Fue una victoria y fue fútbol de la AFC Norte ".

Williams superó 10,000 yardas de la línea de golpeo en el juego, convirtiéndose en el numero 13 jugador activo de la NFL en lograrlo.

"Es 10,000 yardas", dijo Williams. "Alguien dijo en el vestuario, estas viejo o eres bueno, ¿cuál es usted?" Y yo estaba como,' No sé. "Pero si los medios tienen algo que decir, yo soy viejo. Estoy cazando una cosa y sólo una cosa, y eso es un Super Bowl. Las 10.000 yardas hasta este momento no se han traducido en un Super Bowl, por lo que no significa nada para mí". 

Conseguir una ventaja: No es a menudo que se mencionan los pateadores cuando se habla de resúmenes de los partidos, pero Jordan Berry merece tener su actuación ante los Bengalíes mencionada.

Berry encajono a los Bengalíes dentro de la línea de 20 yardas en cinco ocasiones, con un promedio de 42.3 yardas netas en ocho patadas. Berry dio a la defensiva de los Steelers una ventaja enorme en el juego de posición de campo.

Berry consiguió grande ventaja cuando se le necesitaba más, el pateo de un despeje de 58 yardas hasta la yarda 13 de los Bengalíes cerca del final del juego, permitiendo a la unidad de cobertura mantener a Adam Jones un retorno de solo 12 yardas.

Una gran primera recepcion: Si nos fijamos en la hoja de estadísticas de los Steelers, las estadísticas de Xavier Grimble no resaltan a primera vista. Dos capturas, 26 yardas. Pero miras a la derecha, y ves que un Touchdown, a 20 yardas, sin duda se destacó.

La primera recepción de Grimble en la NFL fue el touchdown de 20 yardas, una obra de teatro en la que utilizo su capacidad atlética y tamaño para no ser negado y encontrar una manera de lanzarse al frente y extendiéndose hacia adelante para lograr la puntuación.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising