Noll era verdaderamente 'El Emperador'

Los Steelers, hasta el momento, tienen 23 ex jugadores, entrenadores o contribuidores en el Salón de la Fama, y ​​ese número aumentará a 24 a finales de este verano, cuando Kevin Greene es admitido como miembro de la Clase del 2016. Antes de su inducción steelers.com compartirá las historias de los 23 Steelers en el Salón de la Fama.

Chuck Noll
Entrenador Principal (1969-1991)
Inducido al Pro Football Hall of Fame: 1993

Take a look at a collection of photos of Chuck Noll, In one of 22 galleries featuring all Steelers Hall of Famers.

Charles Henry Noll, "El emperador," realmente fue el hombre que cambió lo que eran y siguen siendo los Acereros de Pittsburgh.

Cuando fue contratado en 1969, los Steelers eran un equipo que había tenido problemas para ganar en el pasado. Antes de la llegada de Noll los Steelers apenas tuvieron ocho temporadas ganadoras y no habían ganado ningún campeonato. E incluso en su primera temporada el equipo termino apenas 1-13.

Pero no pasó mucho tiempo para que Noll trajera una cultura ganadora con su estilo de entrenamiento, un estilo que era sobre la enseñanza y el desarrollo de un grupo de jugadores que pronto se convertirían en leyendas.

Bajo Noll los Steelers ganaron cuatro campeonatos de Super Bowl en un lapso de seis años - Super Bowls IX, X, XIII y XIV.

Noll llevó a los Steelers a 15 temporadas ganadoras, 9 campeonatos de división, y 12 apariciones en playoffs, junto con los cuatro anillos de Super Bowl en la década de 1970.

"En cuanto al fútbol se refiere, creo que clasifica con (George) y Halas (Vince) Lombardi," dijo el presidente de los Steelers, Dan Rooney Sr. cuando falleció Noll en 2014. "Hay muchos otros buenos entrenadores de la historia de la NFL, pero creo que Chuck Noll califica con los otros dos tipos en el tope. Ningún otro entrenador ganó cuatro Super Bowls, y la forma en que lo hizo fue con dignidad. Sus jugadores fueron siempre su preocupación, tanto en buen tratamiento hacia ellos y dándoles lo que necesitaban para tener éxito en el campo".

Noll ganó 209 partidos en sus 23 temporadas con los Steelers, y entrenó a 11 jugadores del Salón de la Fama. Y lo hizo de una manera que no se ve a menudo en los deportes. No era el tipo de dar porras, sus jugadores dijeron que él les dijo que ellos no deberían necesitar ese tipo de motivación. No gritaba, no choba manos, ni abrazaba a los jugadores cuando se hacía  una gran jugada; eso es lo que él espera de ellos. Pero él se preocupaba por cada jugador que se ponía un uniforme y salía a jugar para él.

"Chuck simplemente fue el líder óptimo", dijo el liniero defensivo Joe Greene, miembro del salón de la  Fama y el primer draft de Noll. "Tenía la creencia verdadera en lo que nos estaba diciendo, y con el tiempo todas esas cosas que dijo se fueron validando, las cosas de ganar partidos de fútbol y ser un buen ciudadano.

"Yo sé que teniendo a Chuck como entrenador hizo toda la diferencia en el mundo en tener la carrera que he tenido cono los Pittsburgh Steelers. Sé que en el principio terminamos 1-13, incluso un año después, cuando no estábamos teniendo éxito, es difícil creer en el entrenador. Después de un tiempo, cuando no está pasando nada positivo, yo era uno de los de esos tipos que dijimos lo que estamos haciendo no está funcionando. ¿Por qué no deberíamos cambiar? Pero Chuck nunca cambió. Conseguimos mejores jugadores y seguimos sus instrucciones mejor. Fue entonces cuando me convertí en un creyente. En algún puno cerca del tercer año empecé a ver que si hacíamos lo que él dijo, entonces podríamos ganar. Y si no lo hacemos, entonces no íbamos a ganar. Y me convertí en un creyente, incluso antes de empezar a ganar. Vi la consistencia en él y me convertí en un creyente, porque lo que el dijo y se hizo evidente que la forma en que nos estaba entrenando era el camino correcto. En mi tiempo no vi abrazar a un jugador, pero aún aman a sus jugadores. No era uno de esos tipos que mostraba emociones. Pero yo lo vi, y lo vi mostrar su aprecio por sus jugadores y de su equipo de una manera muy tranquila y sutil ".

Noll era un hombre humilde, uno que prefiere hablar de su amor por volar que del fútbol, ​​y uno que nunca se atribuyó el mérito por el éxito que llevaron los Steelers, aun cuando fue inducido en el Salón de la Fama.

"Lo más importante que hemos tenido en los Steelers de la década de 1970 fue la capacidad de trabajar juntos", dijo Noll durante su discurso de aceptación. "Lo que sobresalía era que teníamos un montón de personas que no se preocupan por lo que hacían los demás. Si alguien más estaba teniendo un momento difícil en un día en particular, alcanzaban hacia abajo y conseguían levantarlos un poco más. Hacían que las cosas sucedieran. Lo que tenían que hacer, lo hicieron para ganar. Nunca hubo una razón para bajar la guarda.

"En este momento ustedes escuchan como el trabajo de equipo y se define como 50-50, y eso es una falsedad. No hay tal cosa como 50-50. Usted hacer todo lo que tiene que hacer como parte del equipo. Puede que tenga que llevar a alguien.

"No puedo decirles  cuánto ganan, cuánto progreso se puede hacer, trabajando juntos como un equipo, ayudándose mutuamente. Usted obtendrá muchos más resultados de esa manera. Si hay algo que los Steelers de los '70 personificó, creo que fue que el trabajo en equipo ".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising