Los Steelers son recibidos como héroes por parte de sus fans

Traducido por Nicole Platos Era difícil saber quien estaba disfrutando más, los 350,000 fans en las calles de Pittsburgh, que fue renombrado como "Sixburgh" por el ayuntamiento para el día, o los jugadores que pudieron absorber todo el amor y energía que los fans les dieron durante el desfile de la Celebración del Super Bowl.
 
"El desfile fue una buena celebración de nuestro campeonato," dijo el presidente de los Steelers Art Rooney, II. "El hecho de que tantas personas pueden venir a nuestra cuidad y celebrarlo de una manera segura y agradable es un tributo a nuestra cuidad y condado, el Alcalde y su plantilla, la policía y a todos los trabajadores de la seguridad publica."
 
Jugadores como Casey Hampton, Chris Hoke, James Farrior, Hines Ward y también el entrenador principal estaban entre los que saltaron de sus coches y anduvieron durante parte del desfile, saludando a los fans y haciendo que los que estaban allí fuera con las frías temperaturas, se sintieran alegres.
 
"Es muy divertido poder volver y disfrutar de todo esto con los fans," dijo el defensive end Travis Kirschke. "Ellos han estado aquí toda la temporada, durante años. Es un día emocionante. Nunca he visto unos fans como los que tienen los Steelers. Es genial."
 
Los fans estaban por todas partes, desde las aceras a las ventanas de los edificios hasta entre los árboles. Pero una de las vistas mas impresionantes fue la de uno de los parkings en el Boulevard of the Halléis que estaba lleno en cada planta con los fans moviendo los Terrible Towels.
 
"Fue una de las cosas mas increíbles que he visto en mi vida," dijo el center Justin Hartwig después del desfile. "La Nación de los Steelers es así de increíble. Era como una nación entera entre las calles. El apoyo es abrumante. Es impresionante cuando les ves en las calles moviendo las Terrible Towels. Es un testamento a ellos y a la ciudad."
 
La ruta del desfile llevó a la mayoría de los jugadores en coches pickup con sus familias, por Grant Street y luego hasta Boulevard of the Allies. Había fans en las escaleras del Ayuntamiento, donde había un cartel enorme honrando a los Campeones del Super Bowl.
 
"Ahora mismo estoy viviendo el sueño de toda mi vida," dijo el running back Mewelde Moore, quien junto con Hartwig firmó con el equipo como agente libre en la pre-temporada. "No quiero despertarme. Los fans de los Steelers son tan fuertes. Estoy contento de ser parte de todo esto. Es impresionante. "Estoy abrazando el momento y procesando todo. Es tremendo. Estoy tan contento de ser parte de todo."
 
El safety Troy Polamalu y el cornerback Ryan Clark saltaron al publico e hicieron surf por encima del publico y los fans y sus compañeros les animaban, pero los agentes de seguridad pasaron un mal rato."
 
"Es genial, dijo el quarterback Ben Roethlisberger. "Ahora es cuando se hace todo realidad."
 
Santonio Holmes, con tu Trofeo de MVP, y James Harrison, agarrando el Trofeo Lombardi eran los últimos jugadores en el desfile y los fans se volvieron locos por ellos.
 
"Esto es unos de las mejores cosas que nunca he vivido," dijo Holmes cuando volvió al autobús para volver a las instalaciones de los Steelers, todavía con el trofeo entre sus manos. "No puedes pedir nada mejor que poder celebrarlo con los fans. Es muy especial saber que todos nos apoyan tanto. Va a estar en mi libro de historia.
 
"Oírles gritar MVP era muy especial. Es una obra de arte. Era una obra maestra hecha por una colección de chicos que simboliza esta comunidad. Fue muy especial para todo nosotros."
 
Al final de la ruta del desfile los jugadores y entrenadores subieron al escenario donde hablaron el público.
 
"¿Qué puedes decir a esto?" dijo Tomlin mientras el publico gritaba. "Nación de los Steelers, nos dejas sin palabras, apreciamos tanto el amor. ¿Qué tal los Steelers? ¿Qué tal los mejores fans del mundo? ¿Qué tal el numero seis. Gracias, os queremos?
 
Algunos jugadores bailaron en el escenario, otros gritaban al público y al final algunos hicieron su propia versión del Renegade, excepto que no se sabían la letra de la canción.
 
"Fue una locura," dijo el offensive tackle Willie Colon. Nunca he visto algo así. Soy de Nueva York y he ido a algunos de los desfiles de los Yankees. Pero creo que este lo bate sin duda. Fue una locura. Fue una cosa muy bonita."
 

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising