Los Steelers derrotan a los Ravens, con destino al Super Bowl

Traducido por Nicole Platos Un público formado por 65,350 personas estuvieron presentes en el Heinz Field para ver algo que nunca antes había ocurrido allí – los Steelers ganando el partido del campeonato de la AFC con una victoria por 23-14 contra los Baltimore Ravens para avanzar hacia el Super Bowl XLIII contra los Arizona Cardinals.
 
La tercera vez realmente fue maravillosa, siendo la tercera vez esta temporada en la que los Steelers derrotaron a los Ravens en el partido por el campeonato de la AFC.
 
"Estamos contentos de representar la AFC en Tampa, Florida en el Super Bowl," dijo el entrenador Mike Tomlin. "Respetamos este proceso. Acabo de decir al grupo que tenemos miles para ir adelante antes de dormimos. Tenemos ganas de intentar llegar a estas metas y nos prepararemos como siempre porque tenemos por hacer algo que siempre quisimos."
 
La defensiva de los Steelers estuvo impresionante, parando a los Ravens en el suelo y por el aire y forzando turnovers. La ofensiva pudo controlar el reloj y seguir moviéndose, con el quarterback Ben Roethlisberger teniendo un rendimiento muy bueno a pesar de perder a su receptor número uno, Hines Ward, en la primera mitad.
 
"Fue una batalla dura hoy, como siempre ocurre cuando los Steelers juegan contra los Ravens," dijo Tomlin. "Ese grupo tiene mucho mérito, sus jugadores, entrenadores y administradores. Ellos sacan lo mejor de nosotros. Es una rivalidad legítima. Les respetamos. Eso es parte de la razón que seamos quienes somos; el hierro hace que el hierro sea más fuerte; aquel es un grupo duro."
 
Los Steelers abrieron el partido con Parker yendo por el right guard para tres yardas, pero rápidamente perdiéndolo cuando Willie Colon cometió una falta por salida falsa. En el segundo-y-12 Roethlisberger no pudo conectar con Nate Washington, pero volvió al aire, lanzando a Hines Ward para una ganancia de 45 yardas hasta la linea 23 de los Ravens. Roethlisberger encontró a Santonio Holmes para cinco yardas y Parker añadió dos más. En el tercer-y-tres el pase de Roethlisberger a Heath Miller por la banda derecha fue incompleto. Los Steelers todavía pudieron marcar primero con un gol de campo de Jeff Reed de 34 yardas para tomar la delantera por 3-0.
 
El quarterback de los Ravens, Joe Flacco, salio lanzando en su primer drive, pero no tuvo mucho éxito. Lanzó a Willis McGahee para dos yardas, pero tiró incompletos a Derrick Mason y Mark Clayton para un rápido tres-y-fuera.
 
Los Steelers tampoco tuvieron mucho éxito en su siguiente drive. Parker tuvo una ganancia de dos yardas, pero fue derribado con una pérdida de una yarda en la siguiente carrera. En el tercer-y-nueve Roethlisberger fue derribado por Haloti Ngata con una pérdida de ocho yardas.
 
Una importante jugada de la defensiva dio a los Steelers otra vez en control. Flacco buscó a Mason, pero Deshea Townsend estuvo allí, interceptando el pase en la linea 37 de los Ravens.
 
Roethlisberger lanzó dos pases incompletos antes de conectar con Ward para obtener una ganancia de 11 yardas. Roethlisberger lanzó profundo a Holmes hasta la yarda uno. Los Steelers iban a reclamar, pensando que Holmes si había entrado en la zona de anotacion. Sin embargo, fueron los Ravens quienes tiraron el pañuelo rojo para reclamar que era pase incompleto. Después de la revisión el pase resultó incompleto, argumentando que Holmes no mantuvo la posesión del balón cuando chocó con el suelo. Roethlisberger fue incapaz de encontrar un receiver abierto y llegó otra vez el turno de Reed, marcando un gol de campo de 42 yardas para aumentar la ventaja a 6-0.
 
Flacco seguía sintiéndose bajo presión de la defensiva, con Brett Keisel y LaMarr Woodley yendo ambos a por él y forzando malos pases. Una vez más, los Ravens fueron forzados a un tres-y-fuera, incapaces de crear nada en la ofensiva.
 
Parker hizo dos carreras cortas para dar a los Steelers tercer-y-cinco en su propia linea 15. Roethlisberger corrió, pero encontró a Miller para una ganancia de 18 yardas hasta la linea 33. Pero justo cuando iban bien las cosas Parker fue derribado por Ray Lewis, forzando una pérdida de balón y el safety de los Ravens Jim Leonhard lo recuperó.
 
Pero los Ravens no se aprovecharían del fumble. McGahee consiguió una ganancia de siete yardas, y añadió dos en una carrera. En el tercer-y-uno McGahee fue parado por James Farrior y Woodley con ninguna ganancia. Flacco intentó hacer un truco de quarterback en el cuarto down, pero fue frenado por Casey Hampton y Troy Polamalu, convirtiendo el balón en downs.
 
En un partido donde una jugada importante podía marcar la diferencia, Holmes lo hizo por los Steelers. Agarró un pase corto por el lado derecho en la linea 49 de los Ravens y salio libre, llevándolo por todo el campo para anotar un touchdown de 65 yardas y aumentar la ventaja a 13-0.
 
Después de que ambos equipos intercambiaran posesiones, fue otra importante jugada la que causó un gran impacto. Leonhard recibió el punt de Match Berger y lo retornó 45 yardas hasta la linea 17 de los Steelers. Una falta de interferencia de pase de Bryant McFadden dio a los Ravens el primer down en la yarda tres. McGahee recibió el balón y lo llevó a la zona de anotación para marcar un touchdown de tres yardas, recortando desventaja a 13-7.
 
Después de dos posesiones cortas de ambos equipos, los Steelers tuvieron la oportunidad de recuperar los siete puntos. Roethlisberger lanzó lejos a Limas Sweed quien estaba totalmente abierto cerca de la linea de anotacion, pero no pudo agarrar el balón, que pasó entre sus dedos. Dos pases incompletos forzaron a los Steelers a un despeje, pero tuvieron suerte en la jugada. Edgar Jones cometió una falta por molestar al kicker, dando a los Steelers un primer down en la linea 35 de los Ravens. Roethlisberger lanzó a Heath Miller para avanzar 14 yardas y a Mewelde Moore para nueve yardas hasta la yarda 12. Los Steelers no pudieron conseguir otra jugada, y el tiempo se agotó en la primera mitad.
 
Los Ravens recibieron el balón al empezar la segunda mitad y Flaco les dirigió durante un buen rato con un pase completo de 16 yardas a Mason. Pero no duró mucho la situación, Flacco fue derribado con una pérdida de ocho yardas en la siguiente jugada por Troy Polamalu. Ray Rice hizo una recepción de siete yardas para recuperarse algo, pero un pase incompleto a Mason en el tercer down les forzó a un despeje.
 
Roethlisberger volvió a trabajar, completando un pase de 20 yardas a Carey Davis para conseguir un primer down clave. Fue derribado en la siguiente jugada por Terrell Suggs con una pérdida de 14 yardas, pero se recuperó rápidamente consiguiendo un pase completo a Miller de 30 yardas. Parker llevó el balón seis yardas, y consiguió el primer down al hacer otra carrera de cinco yardas. Roethlisberger volvió a buscar a Sweed otra vez en la linea de anotación, pero el pase fue interrumpido por Frank Walker. Reed anotó su tercer gol de campo del partido, aumentando la ventaja de los Steelers a 16-7.
 
Una defensiva agresiva de los Steelers continuó molestando a Flacco, y Woodley le derribó con una pérdida de cuatro yardas y no permitiendo que los Ravens arrancaran su juego.
 
Sweed pudo recuperarse y conseguir una gran recepción de 14 yardas para primer down en la siguiente serie, pero la ofensiva no pudo mover las cadenas otra vez. Berger dio a los Ravens una muy buena posición del campo con un punt de 21 yardas y pudieron aprovecharse de ello. Clayton fue por el right end en un reverso para 16 yardas hasta la yarda 42 de los Steelers. Flacco lanzó a Mason para avanzar 14 yardas y volvió a conectar con él de nuevo para 11 yardas más. Ike Taylor cometió una falta por interferencia de pase en un pase largo a Marcus Smith, dando a los Ravens el balón en la yarda uno. McGahee lo metió con un touchdown de una yarda, poniéndoles a dos puntos 16-14.
 
La inercia de los Ravens no duraría mucho. Cuando recuperaron el balón, Polamalu hizo la que ha podido ser la jugada más importante de la temporada, interceptando un pase de Flacco en la yarda 40 de los Ravens y llevándolo por todo el campo para anotar un touchdown que daría a los Steelers la insalvable ventaja de 23-14 con solo cuatro minutos por disputarse del partido.
 
La defensiva continuó dominando cuando Ryan Clark derribó a McGahee, forzando una pérdida de balón, que recuperó Lawrence Timmons. Ambos jugadores resultaron lesionados, Clark pudo salir por su propio pié pero a McGahee le tuvieron que sacar en camilla. McGahee tenía sensibilidad en brazos y piernas, pero grandes dolores en el cuello.
 
Después de que los Steelers no movieran el balón, los Ravens tuvieron una oportunidad más, pero la defensiva les cerró la puerta y la abrieron para un viaje a Tampa.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising