Labriola habla de la victoria sobre los leones marinos

aEl caso es similar al de un tipo obeso. Uno no se vuelve obeso de la noche a la mañana, y el perder peso, lo cual es la solución al problema, tampoco sucederá de la noche a la mañana .a

Cuando los Acereros llegaron a Baltimore para abrir la temporada regular 2011, estaban , tal vez no obesos, pero definitivamente "pasados de peso". Por varias razones, los Acereros no estaban preparados para su primer partido, desde los cambios que los Ravens realizaron sobre la manera en que la línea ofensiva bloquearía para atacar al corredor, hasta la intensidad con la que el equipo jugó a través de todo el partido.

Estar confiados de más, no es la manera de ir a través de lo que representa ser un equipo de la NFL, y así es como se encontraron los Acereros en un punto crítico de la temporada, cuando aún no era ni 15 de septiembre.

El reto presentado el pasado domingo vino de un equipo de leones marinos que estaba lejos de lo que presentaron los Ravens, como de la distancia geográfico de Seatlle a Baltimore. Había una opinión de que los Acereros necesitaban quitarse la versión del futbol de "ojo por ojo" y aporrer a los leones marinos para que todo estuviera bien, pero esta situación necesitaba más que una dieta estricta y una rápida pérdida de peso.

Lo que se necesitaba que ocurriera en el Heinz Field era solo el primer paso dentro de todo un proceso. Eso es realmente lo que toma llegar a un marcador de 24-0 sobre los leones marinos, y eso es lo que se necesitó.

"Creo que respondimos bien. Sabíamos lo que teníamos que hacer", dijo Emmanuel Sanders, "pero aún estamos en el mismo equipo que perdió contra Baltimore, así que no podemos quedarnos dormidos, tenemos mucho trabajo por delante".

Esa va a ser la clave en esto. Si Sanders, de Segundo año, tiene una reflexión precisa del resto de los vestidores de los acereros, parecen haber encontrado la clave.  En cierto sentido, resultará afortunado para los Acereros que los Ravens los hayan expuesto de esa manera al ganarles, ya que les dio tiempo de reflexionar y volver al camino.

Hay muchas cosas que nos pueden agradar acerca de este grupo de Acereros , y quizás tengan los elementos necesarios para correr hacia el campeonato. Pero definitivamente lo que no tienen es un equipo que simplemente se aparezca y pueda intimidar al oponente hasta hacerlo perder.  Es una incógnita el saber qué tan cerca estaban  de creer eso de ellos mismos cuando inició la temporada,  de la misma manera que sigue siendo una incógnita el saber si realmente han aprendido la lección.

Eso tomará tiempo, paciencia, dedicación y persistencia. De la misma manera que toma el perder peso.

Puedes leer el resto de esta columna en la publicación actual de Steelers Digest.  Para suscribirse, llamar al 1-800-334-4005 o visita: *http://www.steelers.com/news/digest.html*

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising