Everest al Salón de la Fama en su ciudad natal

El Coordinador de equipos especiales Al Everest ha estado en muchos lugares durante su carrera como entrenador, pero recientemente regresó al lugar donde el  fútbol comenzó para él; esto fue debido a que ha sido incluido en el Salón de la Fama "Athletic" Santa Bárbara.

"Me sentí realmente emocionado," dijo Al Everest. "La mejor sensación no fue tanto para mí, como lo fue para mi mamá, mi papá, mi familia y los buenos amigos que aún están ahí y volaron hasta aquí para compartir el momento conmigo.
La parte más importante fue reconocer a mi familia y a las personas que hicieron posible todo esto".

Everest jugó fútbol, béisbol y baloncesto en la Secundaria de San Marcos, en Santa Bárbara, California, ganando el premio del Jugador más Valioso (MVP) en el fútbol y béisbol. Jugó  también en All Channel League y jugó en el primer juego de estrellas de la mesa redonda de fútbol después de la temporada de 1967.
Los estudios fueron también una clave para él, ya que él fue uno de los 10 mejores graduados académicos y ganó el premio más alto en los tres deportes que jugó.
"Uno nunca llega a pensar en algo como esto, y menos en aquel entonces," dijo Everest. "Simplemente tomas cada día como un nuevo día e intentas hacer lo mejor que puedes. Cuando me llamaron hace seis meses para pedirme que enviara lo que he estado haciendo, y después me llamaron para decirme que iba a entrar al Salón de la Fama. Es difícil de explicar. Es una gran sensación".
Después de terminar sus días de secundaria, se fue a jugar fútbol en Southern Methodist antes de embarcarse en una carrera como entrenador, que comenzó en 1972 y todavía sigue fuerte. Everest comenzó esa carrera como un asistente graduado en Southern Methodist en 1972 y North Texas, antes de empezar como ayudante en la Universidad de Cameron. Trabajó como Director Deportivo y Entrenador en Jefe, en el American School Foundation en la ciudad de México, y fue entrenador de béisbol en la Universidad Internacional de Estados Unidos.
Everest se unió a su padre Andy Everest, en el staff de entrenadores de las ranas de Legano en Italia, con el padre y el hijo, siendo coordinadores defensivo y ofensivo, respectivamente.

"Fue  divertido poder entrenar con mi padre," dijo  Everest. "Pasar  las prácticas y juegos juntos fue una gran experiencia".

Esta temporada será la 14 th en la NFL para Everest, comenzando con los Cardenales de Arizona, Santos de Nueva Orléans y 49es de San Francisco. Fue nombrado el entrenador de equipos especiales de la NFL del año 2002 y 2007.

Everest  fue presentado por su padre, quien voló desde Texas con su madre Bonnie para el evento, algo que movió emociones para él.
"Sólo el saber que fue capaz de venir hasta acá, significó mucho," dijo Everest. "Ellos han luchado mucho por su salud. Para que él haya logrado hacer este viaje, significó mucho.
"La primera vez que ellos me llamaron para enviar la información, fue como pensar, que era algo muy emocionante". Es como cuando tienes un hijo o ganas un campeonato. Significa que hay un número de eventos anteriores que te llevaron a eso. Es una mezcla de emociones. Si hubiera pasado hace 20 años, sabría que era solo gracias a mí; Pero a esta altura en mi carrera, está directamente relacionado con mi familia, jugadores y entrenadores con lo que he sido afortunado de tener al lado. Todo eso forma parte del hecho de que esto me suceda.
Everest se unió a una lista en el Salón de la fama, la cual ya incluía a Sam Cunningham, Randall Cummingham, Ernie Zampese y Jammal Wilkies.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising