El Autobus corrió hacia Canton

Jerome Bettis
Running Back (1996-2005)
Elegido en el Salón de la Fama: 2015

Former Steelers running back Jerome Bettis was presented with his Hall of Fame ring at Halftime during the Steelers' Week 4 game against the Baltimore Ravens.

Su carrera como jugador de la NFL terminó con un viaje de vuelta a su casa en Detroit, para el Super Bowl XL, donde levantó el Trofeo Lombardi. Pero la emoción no terminó ahí para Jerome Bettis. El corredor ahora es parte de la inmortalidad del Fútbol Americano siendo elegido para el Salón de la Fama en el 2015.

Steelers Nation descendió sobre Canton, Ohio, para su consagración, y Bettis,  agradeció durante su discurso a los aficionados, al igual que a sus compañeros.

"Quiero agradecer a todos ustedes por apreciar un juego terrestre de poder - 3 yardas y una nube de polvo era mucho mejor que un pase bomba de 40 yardas," Bettis dijo a la multitud. "Gracias por apreciarme a mí y a toda mi familia como si fuera parte de ustedes. Pero gracias sobre todo por su apoyo no sólo a mí sino a todo mi equipo, ya que fuimos y jugamos un juego que nos encantó y sabíamos que teníamos el apoyo de los mejores aficionados del mundo.

"He tenido los mejores compañeros de equipo que un jugador podría pedir. Me dieron todo lo que tenían cada vez que entrabamos al terreno de juego. No siempre conseguíamos la victoria, pero sabíamos que éramos una familia y el trabajo que teníamos que hacer".

Bettis fue responsable muchas veces de hacer el trabajo necesario para conseguir la victoria.

Take a look at former Steelers running back Jerome Bettis during one of his most memorable performances.

"Nunca he visto un corredor de poder que tenía los pies tan ligeros como los tenia Jerome," dijo Bill Cowher, quien dirigió a Bettis con los Acereros. "El hacía cortes abruptos en el agujero y los hombros siempre se mantenían paralelos a la línea de golpeo. Podía ver las cosas y llegar hasta allí solo con sus pies. Tenía los pies más ligeros que jamas he visto en un corredor.

"Lo bueno de Jerome era que rara vez se le veía recibir un golpe duro. Él siempre fue el que inició el golpe. Tenía un gran sentido del equilibrio, un gran sentido de inclinarse siempre hacia el frente. La mayoría de las veces, él era el que iniciaba el contacto. Había veces en el último cuarto, cuando todo lo que tenía que hacer era hacer un pequeño corte, y podia hacer que los defensores fallaran porque tenían que prepararse para él. Nunca he visto un tipo que podía hacer que la gente se lo perdiera en un agujero mejor que él. Podía ir hacia los lados cuando era necesario. Pero lo más importante que tenía era su sentido del equilibrio y su inclinación de caer siempre hacia el frente".

Bettis se convirtió en el cuarto corredor de los Steelers en el salón de la fama,  junto con Bill Dudley, John Henry Johnson y Franco Harris, que ha sido un fan de Bettis' desde el primer día.

"Tuvo una brillante carrera, hizo grandes jugadas y fue un factor importante en la carrera de los Steelers hacia Detroit", dijo Harris. "Es muy difícil durar mucho tiempo, con el estilo de correr que tenía. Los corredores no duran mucho tiempo. El corrió muy duro y duró mucho tiempo."

"Era un boxeador", dijo Harris. De verdad podía correr la pelota. Era un gran competidor, un gran jugador de equipo. Él contribuyó en gran manera a todos sus equipos. Fue una de los principales razones por la que los equipos tuvieron éxito y lograron lo que lograron.

"Sus estadísticas son increíbles, los números que consiguió lo dicen todo. Fue muy divertido verlo correr y ver lo que logró. Eramos corredores con estilos muy diferentes, pero me encantó ver la forma en que corría. Era tan eficaz".

Bettis tuve un final de carrera de cuento de hadas cuando los Steelers ganaron el Super Bowl XL en la ciudad natal Bettis, Detroit, y luego anunció su retiro desde el podio con el trofeo Lombardi en sus manos.

"Miras a su tamaño y tenacidad", dijo su ex compañero Hines Ward. "Para ser de ese tamaño y tener pies así de rápidos fue simplemente increíble. A veces como compañero de equipo, nos quedábamos viendo como aficionados cuando encontraba el hueco y aceleraba, cuando le hacía un corte a alguien, o cuando atropellaba a un defensivo y luego se levantaba y hacía su baile patentado 'El Bus'. Eso es lo que le hizo corredor muy especial. No hay muchos corredores con la capacidad de encontrar y huecos, acelerar, y así mismo la capacidad de arrollar a los defensivos.

"Para hacer las cosas que hacía con el tamaño que tenia es increíble. No creo que alguna vez habrá otro jugador del tamaño de Jerome que pueda hacer las cosas como el."

Bettis fue el líder corredor de los Steelers en 1996-2001 y en 2003-04, y tuvo  50 juegos de 100 yardas o mas con el equipo.

"Él era inusual porque la mayoría de los corredors no eran tan grandes como Jerome," el centro Dermontti Dawson y compañero de Jerome en el Salon de la fama, que tambien bloqueó durante jugaba Bettis. "Por lo general, un corredor de su tamaño vendría en situaciones especiales, jugadas de coro yardaje. Pero él fue corredor titular por 13 años en la liga. ¿Qué lo hizo único? Que era un jugador de un tamano excepcional, pero con una agilidad impresionante podiendo cortar y encontrar los huecos al igual que poder arrollar a quien se le pusiera enfrente. Era un corredor espectacular.

"A la línea ofensiva le que encantaba tener un corredor como Jerome tras la línea de golpeo. No hacía falta hacer un agujero muy grande para él ya que él lo encontraba. La gente piensa que se trataba de abrir grandes agujeros para él, pero Jerome siempre encontraba alguna manera. Si usted tenía un gran hueco o uno pequeño, el encontraba el camino. Era una gran ventaja para nosotros, Jerome era tan grande y con tanto poder que siempre conseguía yardas extras. Para cualquier ofensiva, eso es algo primordial para tener éxito en el juego terrestre".

Bettis fue elegido al Pro Bowl en seis ocasiones y fue nombrado primer equipo All-Pro en dos ocasiones.

"Para mí, Jerome Bettis fue un gran jugador y gran embajador de los Steelers", dijo el esquinero Mel Blount quien también está en el salón de la fama. "Su juego era una recuerdo de los Steelers de la década de 1970 cuando corríamos la pelota, y solo la pasábamos cuando era necesario. Vivíamos y respirábamos del juego terrestre. Eso es el fútbol de campeones. Tienes que ser capaz de correr con el balón, y Jerome lo hizo magníficamente".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising