Conociendo a T.J. Watt

T.J. Watt

¿Quién es tu mentor o tu fuente de inspiración de fútbol americano?

Es mi hermano, J.J. Watt. Está a una llamada de distancia. Él ha vivido esta experiencia al nivel mas alto. Ser de una pequeña ciudad como Pewaukee (Wisconsin) y llegar a la NFL es algo que siempre me ha inspirado.

¿Qué te motiva?

Querer ser el mejor. Mucha gente quiere ser el mejor, pero pocas personas saben lo que se necesita para llegar a serlo y menos personas tienen el coraje de hacerlo. Sé lo que quiero hacer, cómo hacerlo, y cuándo hacerlo y creo que eso es algo que me hace diferente a los demás.

¿Cómo te enfrentas al fútbol americano?

Desde que entro al campo sé que el trabajo está hecho. En ese momento te das cuenta que has trabajado duro para estar ahí. Los jugadores que están del otro lado saben que has puesto más trabajo que ellos y eso es lo que me da fuerza. Cuando los ves a los ojos y ves que saben que has trabajado más duro que ellos.

¿Por qué juegas fútbol americano?

Simplemente me encanta. No juego fútbol por la fama o por el dinero. Juego porque es divertido ser parte de 11 jugadores en el lado defensivo de la pelota, todos corriendo por el mismo objetivo que es ganar el Super Bowl. Creo que es impresionante, especialmente cuando tienes a 53 hombres en la lista luchando por ese objetivo y verlos entrenar durante la pretemporada para poder lograrlo, es algo muy especial.

¿Cuándo empezaste a soñar con jugar en la NFL?

Siempre lo he soñado. Se convirtió mas real hace unos años cuando empecé a jugar en la universidad. Cuando era más pequeño quería ser un Pewaukee Pirate. Cuando llegué a Wisconsin, sólo quería empezar a jugar y seguir siendo parte de Wisconsin. Realmente no pensaba tanto en el futuro. Por eso estoy tan emocionado que estoy aquí, y de poder establecer nuevos objetivos y lograrlos.

¿Hasta ahora en tu carrera de fútbol, cuál ha sido tu momento o recuerdo favorito?

Cuando entré por primera vez en el campo en Wisconsin, jugando en mi primer juego. He superado tanta adversidad con mis lesiones en la rodilla y cambiando de posición. Son cosas que te afectan mentalmente y físicamente. Saber que puedes jugar fútbol, ​​cuando finalmente sales al campo, simplemente te llena de alegría. Es divertido correr y dar golpes, y hacerlo alrededor de tus compañeros de equipo.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising