Callando a las críticas

Cuando LaMarr Woodley escuchó los comentarios acerca de que la defensiva de los Acereros estaba de edad avanzada  conduciendo hacia una derrota contra los Ravens, realmente no le molestó.  Después de todo no era la primera vez que lo había escuchado.

"Han estado catalogando esta defensiva como Antigua desde que yo estaba estudiando en College y aún al día de hoy la siguen llamando vieja defensiva, dijo Woodley. "En este deporte, cuándo está la defensiva en una edad correcta ? cuándo ha sido ese el caso ¿ siempre están o muy jóvenes o muy viejos. Nunca hay un punto intermedio correcto en esta liga.

"Pittsburgh es un equipo que siempre ha tenido jugadores veteranos y siempre parecemos probar a todo el mundo que están equivocados al criticarnos, ya que logramos regresar una y otra vez al Super Bowl."

Después del marcador 24-0 contra los Seahawks de Seattle, el pasado domingo, Woodley espera callar los viejos comentarios, al menos por ahora.

"Queríamos mostrar a todos que los Acereros de Pittsburgh no es un equipo Viejo", dijo Woodley. "Estaremos ahí afuera compitiendo cada día, a través de todo el año, con tal de tratar de regresar al Super Bowl.

"No vamos a dejar que un solo partido defina nuestra temporada. Creo que eso es lo que mostramos, al no dejar a Seattle anotarnos ningún punto. Cambiamos toda estrategia de lo que hicimos durante el primer juego, no los dejamos correr con el balón, no los dejamos hacer grandes jugadas y simplemente no los dejamos anotar. Todo mundo hizo su trabajo y eso es lo que nos hizo tan exitosos en ese partido".


Las lesiones obligaron a realizar dos cambios en la línea defensiva de Acereros, desde el juego de Baltimore hasta el de Seatlle, con Marcus Gilbert cubriendo como tackle izquierdo a Willie Colon, quien estará fuera por la temporada, y Ramon Foster iniciando como guardia izquierda en lugar de Chris Kemoeatu, quien salió la semana pasada por una lesión en la rodilla.

A pesar de los cambios, los Acereros anotaron 124 yardas por correr y Gilbert ganó su inicio en la NFL.

"Creo que jugamos bien", dijo Foster. "Él jugó rápido y fuerte. Eso es lo que esperamos de él. Mostró mucho en el campo y sabemos de lo que es capaz, es un buen jugador y jugó bien el partido".  

A pesar de todo, Foster estuvo de acuerdo con el quarterback Ben Roethlisberger, quien comentó después del juego que la ofensiva dejó unos puntos pendientes por anotar contra los Seahawks.

En la primera parte del juego, los Acereros tuvieron primera y anotación, pero Rashard Mendenhall fue detenido para nada y Roethlisberger  capturado para una pérdida de siete yardas. Roethlisberger peleó por siete yardas en la tercera oportunidad, pero en la cuarta oportunidad y una, desde la línea de la yarda uno, Mendenhall fue detenido nuevamente sin lograr nada, acabando con el balón en oportunidades.

En el Segundo cuarto Los Acereros no pudieron hacer mucho, estableciendo un gol de campo, después de obtener el balón para la línea de yarda dos.

"Definitivamente dejamos algunos puntos por ahí, pendiente por anotar", dijo Foster. "Fue una de esas cosas. Su defensiva hizo algunas buenas jugadas, los safeties golpearon en la manera que lo tenían que hacer. Tenemos que hacer cosas como la línea o, para asegurarnos de cubrirlos en el frente y hacer un puente para Rashard y que los running backs logren anotar en situaciones como esas".  

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising