Bradshaw era el Lider de la Ofensiva

Terry BradshawMariscal de campo (1970-1983)
Inducido al Pro Football Hall of Fame: 1989

Terry Bradshaw fue la selección No. 1  del draft en 1970 y sin duda vivió a la altura de las expectativas. Él es uno de apenas 13 primeras selecciones que han sido inducidos en el Salón de la Fama, y ​​definitivamente se ganó su chaqueta de oro.

Take a look at a collection of photos of Terry Bradshaw, In one of 22 galleries featuring all Steelers Hall of Famers.

Bradshaw estaba tras el volante de los Steelers como novato, jugo como titular ocho juegos y luego continuo siendo la fuerza impulsora detrás del éxito de la ofensiva de los Steelers.

Bradshaw llevó al equipo a cuatro campeonatos de Super Bowl, siendo nombrado MVP en el Super Bowl XIII y XIV. Él pasó 932 yardas y nueve touchdowns en las cuatro victorias de Super Bowl y en 19 partidos de postemporada pasado para 3,833 yardas.

"Él tenía la capacidad de lanzar el balón", dijo su entrenador fallido Chuck Noll. "Él tenía la capacidad de correr con ella cuando tenía que hacerlo. Tenía todo tipo de habilidades físicas, y era cuestión de ser capaz de utilizarlas en el campo. Terry, sin lugar a dudas, quería ser el mejor. Cuando se tiene a alguien que tiene un gran deseo de ser el mejor, y trabaja en éllo, que lo hizo ... Terry trabajaba en eso muy fuerte, tanto física como mentalmente, y pasaba tiempo en el aula, y estudiando filmaciones, y se preparó muy bien."

También fue nombrado jugador más valioso de la NFL en 1978 cuando completó 207 pases para 2,915 yardas y 28 touchdowns.

El 'bombardero rubio', como era conocido terminó su carrera de completar 2,025 pases para 27,989 yardas y 212 touchdowns.

Mientras Bradshaw se paraba en los escalones del Salón de la Fama en Canton, Ohio, reflexionó sobre cómo llegó hasta allí, y los que le ayudaron en el camino.

Top Ten Photographs of Terry Bradshaw.

"Cuando recibí la llamada telefónica - aquellos de ustedes que me conocen saben que no soy un hombre que sabe esconde bien sus emociones – perdí los estribos," Bradshaw dijo a la multitud llena de fanáticos de los Steelers. "Me volví loco, que ya estoy de todos modos. ¡Salté por todos lados, corrí por alrededor de la casa y afuera! Simplemente enloquecí por tres días. Y dije: '¡No puedo creer esto!' Y entonces me detuve y dije, ¿qué significa? ¿Qúe significa todo esto? Esto significa que si, soy uno de los mejores que ha jugado? Dije, no. Espera un segundo. Espera un segundo. Lo que significa es que en el fútbol nunca se consigue algo que no compartes con la gente. Uno no es elegido en el salón de la fama por sí mismo".

Bradshaw dio las gracias a sus compañeros de equipo, los receptores, los corredores, la línea ofensiva, alas cerradas, enumerando cada jugador que estuvo allí para él.

"Todas nuestras carreras, fueron bendecidas por grandes personas", dijo Bradshaw durante su discurso. "Soy un quarterback afortunado de tener tanto talento hermoso, tantos atletas maravillosos que salian y ejecutaban en su trabajo. Eso me permitió ser el tipo de persona que era. Salir y ser agresivo y al ataque".

Y terminó su discurso, como es debido.

"Pittsburgh ... hey, te amo! ¡Gracias! ¡Gracias!"

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising