A veces, ser fan de los Steelers se hereda gracias a papá

El día de hoy quiero compartirles algunas historias de cómo muchos aficionados de los Steelers descubrieron su amor por el equipo gracias a la influencia de sus padres. Muchos crecimos viendo la NFL cada domingo y en muchos casos lo hacíamos con la familia alrededor, incluyendo a un papá que nos explicaba cómo entender mejor el juego y por qué era una excelente opción seguir sus pasos como aficionado a Pittsburgh. 

Y justo esos momentos son los más entrañables en la memoria de los aficionados de la NFL... el primer partido, la primera celebración, el tema de conversación y la conexión. Justo eso es lo que me compartió Manuel Salazar al hablar de su padre, César:

"Mi papá nos ponía a mi hermano y a mi nos a ver los partidos cuando todavía jugaba Kordell Stewart, nos fue enseñando las reglas del juego y a apreciar los colores. Los domingos desde ese entonces se tiene la tradición de ver el partido de los Steelers en familia. Un recuerdo muy especial con mi papá es cuando me regaló mi primer jersey con el 7 de Roethlisberger. Una gran parte de mi amor por el futbol americano yace en la unión que tengo con mi padre, esa pasión por el deporte y por el equipo nos ha unido aún más", me compartió  

Pero también hay aficiones que rinden tributo a los papás que ya no están. Tal es el caso de Abel Garduño, quien "heredó" los colores negro y amarillo cuando su padre lo vistió de Steeler a los dos años. Poco después su papá lo dejó, pero se quedó con él su fanatismo y devoción a los Steelers.  

Y no sólo los padres tienen esa influencia para adoptar a un equipo de la NFL, también lo hacen los abuelos, como nos o compartió Nasya Bernard, ya que su papá, Jorge, no sólo es responsable por hacerla fan de los Steelers a ella, sino que no se cansa de regalarle a sus nietos ropa y artículos del equipo, llevando esa tradición a las nuevas generaciones.  

Recuerdo muy bien el viaje que tuve con los Regios de Acero en autobús hace un par de años, y también los eventos que organizan los Steelers con sus aficionados de México y otras partes del continente. Es muy común ver a los niños con sus jerseys acompañados de sus papás. Esos sin duda son recuerdos que se quedan plasmados al crecer. 

También está el otro lado de la moneda, los papás fans de los Steelers que le enseñan a sus hijos el amor por la NFL, pero que les dan la libertad de elegir al equipo que quieran. Ese es el caso de Gustavo Ramírez, fan por más de 25 años del equipo, pero que tiene un plan para su pequeño hijo Juan Pablo: "Yo soy enemigo de hacer de tus hijos una extensión de ti. Pero si el encuentra el camino de la NFL y en el de los Steelers, como lo hice yo, será increíble compartir esta afición juntos". 

Y como estas hay cientos y miles de historias de cómo nace un nuevo fan de los Steelers gracias a papá. Aunque falta espacio para escribirlas todas siempre es muy grato poder descubrir más sobre ustedes. Feliz día del padre.

Related Content

Advertising