Cleveland, el primer escalón rumbo al séptimo Vince Lombardi

Comienza el momento definitivo. Tan sólo hay cuatro partidos de distancia entre este equipo y e séptimo trofeo Vince Lombardi y aunque el objetivo sea llevarlo un juego a la vez, el margen de error es cada vez menor. 

Los Steelers jugarán el último partido de la ronda de Wildcard en el Heinz Field el próximo domingo a las 7:30 PM (hora de la CDMX) y lo harán en contra de un viejo conocido, los Cleveland Browns. Creer que este duelo está cerrado sólo por que la semana pasada Pittsburgh estuvo a punto de empatarle a este equipo sin sus piezas clave seria un error. Pero también es un hecho que ahora los Steelers estarán completos, con un merecido descanso y con la ventaja de jugar en casa. 

¿Qué podemos decir de los Cleveland Browns? Es un rival divisional que está de regreso a la postemporada después de 18 años. Irónicamente al último equipo que enfrentaron antes de este partido en esa instancia fue a los Steelers, mucho antes del inicio de la era Ben Roethlisberger o Mike Tomlin. 

Cleveland enfrenta una enorme cantidad de retos, comenzando por la ausencia del head coach Kevin Stefanski, el arquitecto de la mejor temporada de los Browns desde 1995, cuando eran dirigidos por un tal Bill Belichick. No sólo es él, sino varios titulares no estarán disponibles en este juego por el tema de COVID-19. 

Si bien es un equipo disminuido, sería un claro error menospreciarlos. Aún tienen a Nick Chubb y Kareem Hunt, probablemente la mejor pareja de corredores de la NFL. Myles Garrett sigue siendo uno de los mejores jugadores para presionar al quarterback y Baker Mayfield tiene la capacidad de atacar a las defensivas rivales con su brazo. Como bien debe de saber el equipo de Mike Tomlin, cualquier rival "inferior" puede tener un juego dominante y salir con la victoria.

Ahora es momento de voltear a ver las historias que tiene Pittsburgh, tanto positivas como no tan agradables. Y tenemos que empezar con el sinónimo de Steelers, al menos históricamente, que es la defensiva. T.J. Watt es un claro favorito para ganar el Jugador Defensivo del Año y pocos jugadores tienen tanto impacto con jugadas que pueden cambiar el rumbo del encuentro. Y eso ha hecho que los Steelers estén entre las cinco o diez mejores defensivas de la liga en múltiples categorías, como yardas permitidas, puntos permitidos, capturas de QB, robos de balón, conversiones de tercera oportunidad o conversiones en zona roja.

Las dudas también las conocemos. No hay que olvidar que este equipo viene de una racha de cuatro derrotas en los últimos cinco juegos después de comenzar la temporada con 11 triunfos al hilo. Tampoco hay que olvidar que no hubo peor ofensiva terrestre en toda la NFL que la de los Steelers, tanto en yardas totales por tierra como en yardas por acarreo.

¿Qué necesita mejorar este equipo? El dominio de una línea ofensiva que hace algunos años era una fortaleza y ahora se ve como un problema. Y también hay que dejar en claro que si bien la defensiva es de lo mejor que puede ofrecer la NFL está lejos de ser perfecta: y el principal problema es que en los últimos 10 partidos 8 rivales han superado la barrera de las 100 yardas por tierra y de esos cuatro han logrado 140 o más por esa vía, incluyendo las 192 yardas de los Browns la semana pasada. 

Hay un enorme sentido de urgencia en este equipo, sobre todo por que el futuro se ve incierto para 2021 y es muy probable que veamos por última vez a un equipo con estos jugadores y talento. Los Steelers están lejos de ser favoritos para llegar al Super Bowl, pero eso no ha impedido antes que este equipo logre llegar y ganar el juego por el título de la NFL.

El primer paso comienza en casa contra los Browns. ¿Qué necesita hacer este equipo para ganar? Justo ese será un artículo posterior con claves del triunfo para Pittsburgh.

The Steelers prepare for the Wild Card Round matchup against the Cleveland Browns

Advertising