Los Steelers ganan 16- 10 en Cincinnati

Los Steelers necesitaban una chispa que encendiera a una ofensiva que por más de dos cuartos no funcionó. Fue por eso que decidieron sacar a Mason Rudolph y darle una oportunidad a Devlin Hodges para mantener el sueño de Playoffs del equipo con vida y salieron de Cincinnati con una apretada victoria. Este es el análisis del partido.

¿Qué se puede destacar?

Hodges le cambió la cara al equipo

A pesar de que sus números no fueron espectaculares, Devlin Hodges le cambió por completo la cara a la ofensiva de los Steelers, la cual anotó 16 de los últimos 19 puntos del encuentro. De hecho, con tan sólo dos pases superó lo que hizo Mason Rudolph en un poco más de dos cuartos.

La ofensiva de los Steelers mostró un mayor balance y Hodges le dio una oportunidad a James Washington de hacer una jugada grande, como fue la escapada de anotación de 79 yardas en el tercer cuarto que empató el partido. También logró acercar el balón lo suficiente en el último cuarto para que Chris Boswell anotara dos FG clave para la victoria.

4 sacks, dos entregas de balón

Puede que sea repetitivo, pero los Steelers no hubieran conseguido el triunfo de no ser por otra actuación dominante de la defensiva, la cual presionó constantemente a Ryan Finley y además de lograr 4 sacks y recuperar dos balones sueltos (uno para evitar puntos de los Bengals y otro para sellar la victoria), limitaron a Cincinnati a tan sólo 244 yardas de ofensiva total y 2 de 12 en conversiones de tercera oportunidad.

Chris Boswell sigue en un gran momento

El pateador de los Steelers aportó 10 de los 16 puntos de este juego y conectó un importante FG de 47 yardas en el último cuarto que le devolvió la ventaja a los Steelers. Este año ha sido uno de los patedores mas certeros de la NFL y parece que ha regresado a su nivel Pro Bowl que mostró en 2017.

Revivió el juego por tierra

Una de las razones por las que los Steelers ganaron este juego fue porque su ofensiva terrestre logró 160 yardas. El regreso de Benny Snell fue clave, ya que aportó 98 yardas por esa vía, pero también hay que destacar el impacto inmediato de Kerrith Whyte, quien sumó 43 en seis acarreos, atacando de forma efectiva una de las mayores debilidades de los Bengals.

¿Qué salió mal?

Mason Rudolph

Aún es muy temprano para descartar el futuro de Mason Rudolph en este equipo, pero lo que sí es un hecho es que los Steelers han ganado a pesar de él. Su falta de confianza y poca precisión han sido una limitante para una ofensiva que ha batallado para mover el balón. Esta semana sólo consiguió 85 yardas en 16 intentos de pase y tuvo una costosa intercepción en zona roja.

Aún no se sabe si es que será el titular la siguiente semana en un duelo clave contra los Browns, pero si los Steelers no pueden contar con él ante la ausencia de Big Ben hay que pensar en traer más competencia (o darle más oportunidades a Hodges) para definir al futuro de la posición de QB en Pittsburgh.

El MVP del juego

James Washington - WR

Si, la defensiva fue vital, pero la jugada que cambió todo fue el pase de 79 yardas de Washington que revivió a un equipo de los Steelers que hasta ese momento parecía completamente perdido.

¿Qué sigue?

Los Steelers enfrentarán de nuevo a los Browns, aunque en esta ocasión el partido será en Pittsburgh. El perdedor de este juego puede estar casi eliminado de la lucha por un boleto de Playoffs, así que es un partido vital para los Steelers.

Game action photos from the Steelers' Week 12 game against the Cincinnati Bengals at Paul Brown Stadium

Advertising